Tecnología Volver al Blog

Ada Lovelace, pionera de Nearshoring

nearshoring pioneer
ada lovelace pionera del nearshoring
5 minuteminutos readde lectura
Rafael Ríos
ByPor Rafael Ríos

127

Nearshoring, según Wikipedia, es la estrategia utilizada por negocios cuando llevan sus operaciones y procesos a compañías en un país cercano. Pero ¿sabemos desde cuándo este modelo apareció relacionado con compañías de tecnología?

Podríamos decir que a inicios del siglo XVII, una de las pioneras de Nearshoring fue Ada Lovelace, quien comenzó con esta estrategia cuando llevaba correspondencia con personas ubicadas en otras ciudades de Inglaterra e Italia, con quienes desarrolló conjuntamente algoritmos y el primer código informático.

Un poco de la historia de la Encantadora de los Números

Encantadora de los números era como Charles Babbage llamaba a la hija del famoso poeta Lord Byron, aunque ella se consideraba a sí misma como analista y metafísica. Cuando Ada Lovelace tenía 17 años, al poco tiempo de que hiciera su debut en sociedad, fue su tutora Mary Somerville quien le presentó a Babbage en una exhibición. Él le mostró una calculadora mecánica de latón de sesenta centímetros de alto que había fabricado; aparato que de inmediato cautivó la imaginación de Lovelace. Ella y Babbage comenzaron a intercambiar correspondencia sobre matemáticas y ciencias durante casi dos décadas, desde 1835 y hasta 1852. Entre sus escritos, Ada dedicó uno al invento de Babbage, en el que estableció un vínculo entre el sistema de tarjetas perforadas de la máquina de Babbage y se dio cuenta que era similar al de los telares complejos de la época. “Cuando observó que la Máquina Analítica teje patrones algebraicos justo como el telar de Jacquard teje flores y hojas, mostró lo que la imaginación podía revelar y que las matemáticas por sí solas no podían”, nos revela un artículo aparecido hace unos años.

Aprendices y maestros del Nearshoring

Entre 1840 y 1841 Lovelace sostuvo correspondencia además, con Augustus De Morgan, su profesor de matemáticas radicado en Londres, quien se convirtió en su tutor. De Morgan le enseñó matemáticas de nivel universitario, él fue una persona muy importante en el desarrollo temprano de la lógica simbólica.

Publicado originalmente en 1843, el libro de Ada Lovelace incluye su traducción de un texto del matemático italiano Luigi Federico Menabrea discutiendo los planes de Charles Babbage para una máquina de cómputo. También incluye sus propias reflexiones al respecto así como notas explicativas que introducen un algoritmo innovador, considerado por algunos expertos como el primer programa de computación de la historia.

Nearshoring colectivo y nuevas tecnologías

Definitivamente las investigaciones de Ada, reflejan un trabajo colectivo, enriquecido por la colección del pensamiento de distintos expertos, en distintos ámbitos culturales e intelectuales. 


En WebCreek, conscientes de esta estrategia colectiva, trabajamos por más de dos décadas con el modelo de Nearshoring que permite la colaboración contínua de nuestras 5 oficinas ubicadas en las mismas zonas horarias que las de nuestros clientes en Estados Unidos y Canadá. Nuestros equipos creativos, de desarrollo, de control de calidad, y de dirección de proyectos, repartidos en estos 5 países: México, Colombia, Ecuador, Perú y Estados Unidos, desarrollan los prototipos, y el código en varios lenguajes tecnológicos, que se convierten en plataformas web o aplicaciones móviles pensadas para usuarios en la industria energética y de logística, entre otras.


Por supuesto, las herramientas de correspondencia de la época de Ada Lovelace, han sido reemplazadas y agilizadas por el internet y otras plataformas de rápida comunicación como Slack, WhatsApp, y la posibilidad de reuniones virtuales a través de videoconferencias, de esta forma nuestros equipos se conectan diariamente para ofrecer un reporte de avances y planificación de tareas.

La misma Ada Lovelace en sus notas examina cómo los individuos y la sociedad se relacionan con la tecnología como una herramienta de colaboración. Y eso no ha cambiado mucho desde entonces, pues la tecnología logra conectar a las personas y a su vez, las personas conectan unas con otras para lograr objetivos comunes. Así es como seguimos conectando los puntos, a través de estrategias de éxito comprobado como el Nearshoring.